domingo, 8 de noviembre de 2009

La autoparodia pretenciosa...

La noche del pasado 6 de Noviembre por fin pude ver una pelicula que la mayoría de mis conocidos me habian recomendado; muchos de ellos me dijeron: "es una total referencia al concepto de Rompe Kráneoz la peli...".

Cuando salió a la luz pública, no me llamó mucho la atención por los puntos contradictorios que se manejaron para la publicación de la cinta; y desgraciadamente después de haberla visto por completo, reafirma mi idea fatalista acerca del filme.

¿Y tú cuánto cuestas? de Olallo Rubio.

Hace años, cuando radioactivo 98.5 estaba al aire, era un asiduo radioescucha de esa frecuencia y específicamente del locutor/cineasta. Ese "personaje" se desenvolvía de una manera natural y sarcasticamente política contra el sistema. Sus comentarios en ningún momento se contradecian, lo que provocaba que la mayoría del público lo apoyara (incluido NoN).

Después del abrupto final de 98.5, fue un personaje del mundo subterraneo que era (sigue) siendo muy buscado (ahora más en la red). Debo aceptar que sus podcast son una influencia, más no una inspiración. Como persona, como voz, tiene mucho que aportar al medio, sin embargo, ya en los créditos finales de su "documental" me hizo pensar y decir: ¿Ésto es lo que los "alternativos" debemos de apoyar"? ¿Por tan poca mierda aplaudimos como focas?

Es un filme tan pretencioso que describirlo sonará incluso más.

Se nota que Rubio es un fanático de Iñárritu con los pseudo "cortes" comerciales "chistosones" que en vez de darle seriedad al tema o inyectar un poco de energía al filme, en mi caso, ocasionó un dejo de pena ajena.

Un documental no se puede basar en solo los comentarios de 10 personas gringas y 10 personas mexicanas, mezclarlas con voces de "star wars" y decir que es lo más fregón jamás filmado. Es una auto-parodia.

Si no la has visto, te invito a que antes vayas por una Coca-Cola (mmmm), agarres unas palomitas y se sientes cómodamente en donde te encuentres para que a continuación veas y realices una opinión por ti misma(o)...


Fue el año de 2007 cuando éste filme se mostró al público en todos los Cinemark's del país. Es algo irónico que se hable de consumismo en la pelicula, de la influencia gabacha y al mismo tiempo se fomente y se publique un corportativo gringo cuando hay mil y un canales de distribución en México...

Si la idea es combatir y mostrar a la sociedad mexicana el consumismo y la "US-dependencia" que tenemos, ¿Porqué auto-denigrarse y contradecirse al publicar el filme y venderlo en mixup (otra empresa gringa)?

El internet hoy en día nos permite compartir ideas y llegar a millones de personas con tan solo unos "clicks". ¿Porqué no Olallo Rubio utilizó éste medio para llegar a millones de personas, cuando su propio nombre no necesita nada de publicidad?

Algo que sucedió también en 2007 (con diferencia de un mes) fue la salida del documental Zeitgeist y algo que me pareció más "extraño" fueron las citas de personajes famosos utilizadas en ambas peliculas (son igualitas). Sin embargo, la diferencia de Zeitgeist es que no se estrenó en cines a nivel nacional (tanto en gringolandia como en México), tampoco ha salido en formato DVD para su venta en Mix-Up o Tower Records (o Discolandia..jeje). La finalidad de Zeitgeist es de reflexionar poniendo el dedo en la llaga, proponiendo salidas y mostrando realidades globalizadas que se fusionan con distintas culturas (como la nuestra) que ocasionan híbridos malditos que a final de cuentas es lo mismo, pero peor. En fin, se trata de llegar a la mayor cantidad de personas posibles sin caer en "doble lenguaje", lo que le dá todavía más, un valor más significativo por encima del filme de Rubio.

En fin, las propuestas y los trabajos están en distintas plataformas. Mientras unos creemos que el camino del cambio es expresar, compartir y razonar nuestras ideas sin venderlas como si fueran putas (con todo respeto), otros simplemente se aprovechan de su "éxito pasado" para poder exprimir más las mentes (bastante) manipuladas de los mexicanos, de esos que se dicen "rockeros alternativos", de esos que están contra el sistema, pero son felices consumiendo y siendo consumidos en el mismo...

Irónico, ¿no? ¿O será que simplemente estamos abriendo las piernas porque ya sabemos cuánto costamos y no nos importa?

La culpa no es del lenguaje americano, de la influencia gabacha o de los gustos que tengamos (como los mostrados en éste sitio) es simplemente ser coherente con lo que decimos, pensamos y razonamos para la unidad de nuestro entorno, y su vez del país donde a final de cuentas vivimos, sin buscar enemigos externos para quedar bien o quitarnos responsabilidades que ya debemos tomar...

PD. Te invito a que veas Zeitgeist...

Image Hosted by ImageShack.us

No hay comentarios.:

Publicar un comentario