lunes, 8 de marzo de 2010

Regreso

Casi cuatro meses después se publica algo de manera formal en éste blog. Casi cuatro meses después hay de nuevo actividad y energía en mí para continuar con el proyecto RK. Casi cuatro meses después, puedo decir “que la libré” para seguir con mi vida y con la finalidad de cubrir mis objetivos a corto, mediano y largo plazo.

A causa mía, se detuvo RK y tuvo nula actividad (como si tuviera mucha… ¡jajaja!). Sin embargo, te agradezco infinitamente que te encuentres dando otra oportunidad para leer éstas líneas. Explicaré el porqué de mi retraso antes que llore y pierda el sentido combativo y protestante el blog (¡JAJA! VÍL SARCASMO).

El cuerpo humano y la mente son herramientas muy poderosas con más de 5 sentidos ordinarios que debe de cuidarse. A principios de Noviembre de 2009 una pregunta perforaba mi mente de manera constante: ¿Qué pasará el 20 de Nov?

El porqué de esa constante cuestión sigo aun sin conocer, sin embargo mi mente me decía que debía de pensar y preocuparme en ello.

Para ya el día 24 de Nov. me encontraba ya tirado en cama. Era algo que no podía creer; la pregunta en ese momento era: ¿Porqué a mí?

Aparte de la gravedad de mi enfermedad, hubo situaciones a mi alrededor que me afectamos más de lo debido, lo cual lo veo como “injusticias” o “no conformidades” tanto del gobierno, como de ciertos sectores de la sociedad.

Situación #1.
Un error que cometí (y que solo la experiencia del evento te permite analizarlo para no volverlo a repetir) fue que cuando inicié a trabajar, ocasionado por la desesperación de no encontrar trabajo (TE HABLO FECAL –datos-), decidí aceptar estar dado de alta en el IMSS bajo el mínimo ($54 aprox.). Lo cual uno nunca lo ve grave, porque pensamos que nada nos va a suceder y que no nos servirá (imagen inoperante que tenemos del gobierno). Por cierto, una pregunta, ¿Por que le dice a Calderón "El Redentor"? Respuesta: porque tiene 8 millones de arrepentidos y continua el número creciendo... ¡jajajajajaja! Sigamos con el relato...

Situación #2.
La empresa donde me encontré laborando tiene una de las más deficientes y lastimosas áreas de “R.H.” y contabilidad de las jamás vistas en la faz de la tierra (PEOR QUE GOBIERNO, te salvaste FeCalito). La carta para que me dieran de alta en el seguro no me la dieron cuando entré (aún cuando la exigía); y las veces que me la daban (¡¡fueron 3 cartas en total!!), tenían tiempo de caducación (1 mes para “hacerla válida”), palabras de la empresa y del gobierno…

Situación #3.
Llego el tiempo de mi enfermedad (17/Nov/09). Fui a sector salud (local, o sea del DF) y no me encontraron otra cosa que “una gripita” (incluso me querían vacunar contra la influenza AH1N1-J2RP/nomamen-666). Me dieron mi receta médica y... ¡a comprar DROGAS!. Seguía el paso del tiempo y para el 19/Nov/09 no encontraba nada de mejora, lo cual me preocupó bastante, porque los dolores de cabeza no son comunes, más cuando solo son del lado derecho…

Situación #4.
Para esto, ya no iba a trabajar (semana 16-20 Nov), pedí permiso, el cual me otorgaron (a regañadientes). Permiso el cual tenía precio, porque como no estaba dado de alta en el seguro social, pues no tenía un "comprobante oficial" de mi enfermedad, lo que significaba que me iban a descontar de mi sueldo… COMO SI QUISIERA FALTAR POR MIS PINCHES HUEVOS (zero sentido común). Bueno, decidimos ir a un doctor particular, quien me diagnosticó una cefalea tensional (no estaba tan fuera de realidad por las cosas del trabajo y de la sociedad que tenía que lidiar). Me recetó otro medicamento.

Situación#5.
19 de Nov. fue cuando caí por completo. No podía creer lo que me sucedía. No podría creer lo que veía en el espejo. Me asustó, no sabía que sucedía. Pensé en la muerte…

Situación #6.
El viernes 20 de Nov. avisé a mi jefe que no podía ir a trabajar por recomendación del doctor y por la situación en que me encontraba (completamente afligido). Mi jefe con un tono de desconfianza me pidió que le presentara la incapacidad del seguro social (dudó de mí, a consecuencia de las mentiras que existen dentro de la empresa; pero al final, el las tolera...); le dije que solo tenía recetas del centro del salud del D.F. y del doctor particular (que con mi dinero) estaba pagando porque “R.H./Contabilidad” (2 puestos en 1 que arruina toda la operación de la empresa) no me había entregado la carta para darme de alta ante el IMMS (según porque necesitaba muchas firmas de aprobación); al final solo tenía una...

Situación #7.
Empeoré mucho el fin de semana (21/22 Nov) lo cual me tuvo en cama toda la semana siguiente, sin apetito y nula energía. Tuve que ir con un doctor especialista privado (gastitos de medicina y consulta) los cuales, fueron los que me levantaron poco a poco. El doc. me pronóstico mínimo 6 meses para recuperación total. Por cierto, lo que me habian dicho (cefalea tensional) estaba muy lejos de mi verdadera enfermedad…

Situación #8.
Después de tanto tiempo, al fin me entregaron la carta para inscribirme al IMSS el día 28 de Nov. (NO CHINGUEN) con la cual me inscribí el 30 de Nov. No me importaba tanto la consulta sino que me dieran los medicamentos (casi todos) que con mis impuestos y con aportación al seguro que mes a mes me descontaban. Además, fue aberrante como es el proceso en el IMSS cuando tienes una enfermedad de gravedad. Primero, para que te den un pase para ir con el doctor(a) especialista, tienes que asistir con un general para que te de el pase; pero el pase no es para que te atiendan luego luego, ¡noooo! ¡¡Es para que te den cita!! Por fortuna, me tocó una buena y razonable doctora general que hizo todo lo que tenía a su alcance para que me dieran la cita lo más pronto posible (8 de Diciembre), además que me dio mi primer y segunda carta de incapacidad para cobrar en cualquier HSBC (WTF!).

Situación #9.
Terapias, estudios, consultas y medicinas por mi cuenta, fue a resignación mía para ese amargo invierno, donde los ahorros que había logrado en el año, se esfumaron; además me encontraba completamente mareado y con dolor de cabeza. Era algo normal, según me dijo el doctor privado.

Para mi cita del IMSS con la especialista, me revisó completito. Y para mi grandísima sorpresa ¡ME DIO DE ALTA! Mi familia y las personas que me pudieron ver por esos días observaron que no tenía la capacidad del equilibrio (caminaba como ebrio, me sentía como tal, pero infeliz). Caminaba en Zig-Zag, lo cual en casa era peligroso porque me podía caer de las escaleras, pero más peligroso era si salía a la calle (no podía ir solo).

Se lo expliqué a la doctora, me volvió a revisar, me hizo otros estudios (solo observación…) y fue un rotundo ¡NO! para la incapacidad. Me dijo, que si quería cambiar esa situación fuera a hablar con el director del área…

La situación es: la cita era a las 8am y te atiende hasta las 10am; te pide que te esperes para los resultados (observación de otro doctor) de la revisión, te vuelve a atender a las 12:30pm; vas por tus medicinas, 1hr. en la fila para que no las tuvieran, sin haber desayunado, mareado por la enfermedad y la doctora te pide que vayas a “gestionar” con el director la incapacidad de mugres $54.

Pregunto: ¿ves la pena pelear con burócratas cuando tu situación física está del nabo?

Obviamente no lo hice. Los mande a la Chingada (mentalmente ¡jeje!) y seguí con mi tratamiento “particular”.

Regresé con la médico general contando la situación para que me diera mi incapacidad (no tanto por los $50, sino para que no me descontaran de mi sueldo en la empresa por “faltas injustificadas”. Me dio una tercera carta de incapacidad, pero me dijo que ya no podía hacer más, porque pase que me había brindado anteriormente, porque mi expediente había cambiado de lugar (¿?).

Situación #10.
Enfermo, moví cielo, mar, tierra y gente inerte para conseguir mis justificantes y no tener descuentos en mi sueldo. Cuando mi padecimiento cambió un poquito a menos grave, ya pude salir de la cama y atender otras situaciones, así que con ayuda de mis padres, me dispuse a ir al trabajo a presentar todos mis justificantes (17/dic.). Para mi sorpresa, lo que me esperaba era el despido de mi puesto. En palabras de mi exjefe se debió a razones “insostenibles de la empresa”, “tenía que ahorrar costos”. De que necesitaba reposo para poder recuperarme, de eso no había duda, pero utilizar ese pretexto para recortarme, no tiene madre. Y para terminar de joder, mi liquidación fue al 50% por “ajustes de la empresa”… vuelvo a lo mismo, enfermo, ¿tienes la fuerza para pelear por dinero y por tu salud al mismo tiempo? Abuso laboral. Eso el Karma lo va a cobrar muy caro…

Hoy en día, viendo al pasado semestre, fueron varios detonantes que me causaron la enfermedad y varios abusos que viví por estar enfermo. Aprendí a que debo de elegir mejor el lugar de trabajo, alejarme de viejos sistemas organizacionales que solo se dedican a JODER Y ABUSAR al prójimo (auténtico esclavo del siglo XXI). Intenté cambiarlo, pero fracasé y obtuve un alto costo. Empero eso no hace que me rinda. Por eso estoy de vuelta. No es posible que una educación capitalista (tanto de gobierno como de empresas privadas) sea la que alimente la mentalidad de las personas a solo tener ganancias para ellos mismos y descuidar su capital humano. Para acabar con la historia de mi enfermedad (que aún tengo, pero en “rasgos” mínimos”, el IMSS me dio cita para mis terapias de rehabilitación para principios de Febrero de 2010, cuando yo por servicio particular, las había empezado en Diciembre de 2009.

Doctores me han dicho que tengo una segunda oportunidad de vida, y así lo sentí, así lo viví.

Por tal motivo, he regresado con RK (y a mi vida normal) para cumplir con las metas que me he forjado y que dejé inconclusas. Tal vez fue el destino quien quiso que me detuviera a recapacitar mi andar por éste planeta, tal vez ya estaba predestinado, tal vez solo fue un capricho de la vida el acortar (o atrasar) las metas, no lo sé…

Ahora, en Marzo 2010, te invito a que participes en la nueva versión de RK. Los cambios podrían darse de la noche a la mañana, eso nadie lo sabe, así que en vez de que pensemos o nos lamentemos por los sucesos acontecidos, debemos de actuar no tanto por el futuro, si no por el presente que tenemos y que vivimos, con lo cual construir las bases para próximo día, semana, mes y/o año en mejor ambiente.

Seguiremos con el proyecto de los podcast (falta poco tiempo para el 0.7), seguiremos con los videos musicales cada domingo, te presentaremos imágenes satíricas de la vida política mexicana y mundial para que sigamos alimentando el cambio mental que nos merecemos como raza, como humanos.

Seguiremos con las historias, anécdotas y protestas en el blog.

Y estrenamos nuevos espacios para tu razonamiento y entretenimiento. Uno de ellos es en YuYuv, el canal de Rompe Kráneoz, donde encontrarás propuestas musicales de lo que escuchamos en el Mp3. Tenemos una página en Ipernity, el cual es un sitio donde alojamos fotografías de distintas índoles para que participes y compartas con tu núcleo social.

Además en el blog, específicamente en el lado derecho, hay imágenes con sitios interesantes para que te informes más (acerca de la Ciudad de México, México Maxico, reportajes de personajes importantes, invitaciones y videos, entre otros), así que no dudes en dar un “clic” a las representaciones pictóricas.

Sin más por el momento, continúa disfrutando de Rompe Kráneoz, que yo disfruto en hacerlo y, en seguir con vida…

Image Hosted by ImageShack.us

1 comentario:

  1. Pues gracias por compartir lo que paso con tu vida carnal, y pues aqui estamos apoyando como siempre la escena comunicativa independiente dentro de las redes sociales.

    Espero que todo mejore y que no vayas a decaer en lo que te pasó, un saludo carnal.

    ResponderEliminar